FORO

Avisos
Vaciar todo

XIX Banasto 2024

1 Respuestas
1 Usuarios
0 Me gustas
47 Visitas
(@juan-perez-martinez)
Honorable Member
Registrado: hace 4 años
Respuestas: 385
Topic starter  
Crónica de la XIX Ruta El Banasto
 
En los pliegues de la memoria del club, entre los senderos que acunan las montañas, se ha entretejido la XIX Banasto del inefable Club de Naturaleza y Montañismo Elbruz. Como un eco de tiempos olvidados, nos aventuramos ayer en esta travesía circular de unos 25 kilómetros, un ritual que trasciende el mero caminar y se convierte en un diálogo con las huellas del pasado.
 
Bajo un cielo que, si bien generoso en pequeños chubascos, no hizo gala de su poderío gélido, nos adentramos en un escenario transformado por los caprichos del Nuevo Clima. La hierba, en un desafío a la lógica de las estaciones, alzaba su verdor con el ímpetu que solía caracterizar a los umbrales de abril.
 
Recordando aquellos tiempos, no podemos sino rendir homenaje a los visionarios que dieron forma a esta exploración. Rafael Fernández, de Alanís, cuyo nombre resonará eternamente entre estas montañas, nos legó el conocimiento de este paraje hace ya tantos años que las estaciones mismas parecen confundirse en su recuerdo. Y no podemos olvidar a los pioneros de la Ruta, aquellos cuyos pasos fueron los primeros en surcar estos senderos: los cazallenses Javier Pichón, Manuel Aumesquet, Manuel Gil... Sus nombres se funden con la roca misma, tallados en la historia de cada peñasco y cada rincón.
 
En la encrucijada de la ruta, el espíritu de la montaña habló con voz sabia. La Cresta del Banasto, guardiana de secretos intemporales, nos cerró el paso con su roca caliza empapada por las lágrimas de la lluvia pasajera. En un acto de respeto hacia la antigua guardiana, decidimos no desafiar su soberanía, optando por la prudencia.
 
Así, entre la nostalgia de los tiempos idos y el respeto por la voluntad de la naturaleza, completamos nuestra peregrinación por los senderos de El Banasto. Cada paso, un tributo a quienes nos precedieron; cada mirada, un guiño al eterno diálogo entre el hombre y el monte.
 
Que perduren en el eco de los valles, que reverberen en cada rincón de este paisaje eterno los recuerdos de aquell@s que, con paso firme y corazón valiente, se aventuraron en esta travesía intemporal.
 
Este debate ha sido modificado el hace 2 semanas 4 veces por Admin

   
Citar