Rutas LLanos del Juncal. Rio Guadalmesi, Bosque de Niebla

Actividades Actividades Anuales Rutas

Río de las mujeres es la traducción del original árabe que da nombre a este sendero, de un gran valor natural. Su singularidad está en el hecho de que permite transportarse en el tiempo hasta miles de años atrás. Entonces, en el Mediterráneo, existían condiciones de clima tropical con abundante niebla donde crecían árboles pequeños con hojas como las del laurel -llamada laurisilva- que, los cambios climáticos de las última glaciaciones han hecho desaparecer casi totalmente. Inimaginable que se conserve en el sur de Europa.

Ya ha llegado el permiso que nos han concedido para visitar el bosque de niebla, zona de acceso restringido de especial protección medioambiental, y que es una de las joyas naturales de Andalucía.

Solo serán 12 los afortunados que podrán disfrutar de este entorno tan singular, y que a día de hoy es probable que conozcamos con la meteorología que la caracteriza, niebla y llovizna, tan necesarias para lograr el microclima del lugar y mantener su ecosistema.

Salimos el domingo desde la puerta del rocódromo Ifni-Club Elbruz a las 7,15h

Hacen falta aportar tres coches para poder llevar a los 12 participantes que se hayan inscrito en este foro.

Hora de comienzo de la ruta, sobre las 10,30h y hora de finalización, sobre 19h. Llegada a Sevilla dos horas más tarde.

Ánimo y a participar.

A continuación, está la ficha detallada de esta actividad:

DENOMINACIÓN RUTARÍO GUADALMESÍ-LLANOS DEL JUNCAL, BOSQUE DE NIEBLA
FECHADomingo 20 de febrero de 2022
UBICACIÓNAlgeciras (Cádiz)
PUNTO Y HORA DE ENCUENTROPuerta del rocódromo IFNI y club Elbruz de Sevilla
07:15 h
TRACK GPShttps://drive.google.com/file/d/1dpkOcsd2jdfjBmfoCRbJAmh0zULf0ToF/view
DESCRIPCIÓNDistancia: 18,2 km, Desnivel +/- 528 m, Tiempo 8h, Tipo de ruta: Circular que discurre por el valle del río Guadalmesí, procurando que en los tramos que nos sea posible, caminemos por senderos diferentes tanto a la ida como a la vuelta. La ascensión y descenso son progresivos, sin grandes pendientes, y se hace siguiendo senderos bien marcados. Caminaremos junto al río Guadalmesí disfrutando del frondoso bosque y del rumor de sus aguas. En el tramo más alto, la humedad permite que las rocas, troncos de alcornoques, quejigos y encinas se cubran de musgo dando al entorno un aspecto de bosque encantado tan difícil de encontrar en estas latitudes del sur. La niebla suele estar presente buena parte de los días del año, gracias a la cual este enclave de la geografía andaluza es tan singular. Dado que estaremos en una zona de especial protección medioambiental, es necesario ser muy respetuosos con el entorno del lugar, procurando no dejar ninguna otra huella que no sea la de la suela de nuestros zapatos. No se pueden llevar animales de compañía.
DIFICULTAD*MIDE (Medio, Itinerario, Desplazamiento, Esfuerzo): 2,2,2,2
RESTRICCIONESSe ha concedido permiso para 12 participantes como máximo (tres vehículos con cuatro ocupantes)
EQUIPO NECESARIORopa y calzado de senderismo, bastones, mochila, frontal de luz (esto siempre), botiquín personal y protección solar. Calzado y ropa de repuesto para la vuelta en el coche. Viandas para comer en el campo (al gusto de cada uno), bebida suficiente.
EQUIPO RECOMENDADOA día 14 de febrero, la previsión meteorológica pronostica un 60% de probabilidad de lluvia, por lo que sería conveniente ir provisto de ropa para no mojarse, chubasquero o paraguas.
METEOROLOGÍAhttp://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/municipios/algeciras-id11004
COMENTARIOSEs necesario tener licencia federativa («A» mínimo) y ser socio del club Elbruz. Se puede desayunar en Alcalá de los Gazules (Cádiz). Se comerá bocata durante la ruta.
El camino es fácil, no presenta grandes dificultades para quien esté acostumbrado a caminar por el monte. Se respetarán las medidas anti COVID, usando mascarilla durante el desplazamiento en el vehículo, y durante la ruta a voluntad de cada uno. Por favor, por responsabilidad social, es muy recomendable tener puestas las tres dosis de la vacuna COVID19.
MÁS INFORMACIÓNhttps://sites.google.com/site/pisaprados/home/about-us/rutas-en-analucia-occidental/rio-guadalmesi-bosque-de-nieble?authuser=0
NOTA: Es necesario confirmar/cancelar asistencia en el foro de la web del Club Elbruz.
* Valoración subjetiva del Club, elaborada a partir de http://www.montanasegura.com/MIDE/manualMIDE.pdf

 MIDE-LLANOS-DEL-JUNCAL.jpg

Las cotas más altas de este sendero ofrecen unas vistas sobre el Estrecho que no nos dejarán indiferentes. Alegrarán los cielos el vuelo de las aves migratorias y residentes que, de paso entre continentes u oteando sus cazaderos, se convierten en un espectáculo que merece ser contemplado. El sendero se acerca al cauce del río, para conocer uno de los canutos más accesible del Parque Natural Los Alcornocales. Del bosque de niebla al bosque de laurisilva en apenas unos minutos.


  • Río de las mujeres es la traducción del original árabe que da nombre a este sendero, de un gran valor natural. Su singularidad está en el hecho de que permite transportarse en el tiempo hasta miles de años atrás. Entonces, en el Mediterráneo, existían condiciones de clima tropical con abundante niebla donde crecían árboles pequeños con hojas como las del laurel -llamada laurisilva- que, los cambios climáticos de las última glaciaciones han hecho desaparecer casi totalmente. Inimaginable que se conserve en el sur de Europa.
  • Las cotas más altas de este sendero ofrecen unas vistas sobre el Estrecho que no nos dejarán indiferentes. Alegrarán los cielos el vuelo de las aves migratorias y residentes que, de paso entre continentes u oteando sus cazaderos, se convierten en un espectáculo que merece ser contemplado. El sendero se acerca al cauce del río, para conocer uno de los canutos más accesible del Parque Natural Los Alcornocales. Del bosque de niebla al bosque de laurisilva en apenas unos minutos.
  • Suelo, humedad y aprovechamiento tradicional han sido los factores determinantes para mantener la mayor masa conservada y productiva de alcornocal de la Península Ibérica, el parque natural Los Alcornocales.
  • Situado en la provincia de Cádiz y parte de Málaga, se extiende desde la sierra hasta el joven Parque Natural del Estrecho, presentando gran diversidad de relieves y paisajes. Esta riqueza se refleja en todos los ámbitos: flora, fauna, climatología, historia y folklore, constituyendo un lugar ideal para visitar y disfrutar de actividades tan diversas como la recolección de setas y la práctica de deportes en la naturaleza.
  • El principal responsable de esta riqueza es el agua, presente en numerosos ríos, arroyos y embalses que, además de abastecer a la provincia, son aptos para la pesca y actividades recreativas. Pero sobre todo destaca la humedad proveniente de la costa, que se acumula formando bosques de niebla en valles estrechos y profundos denominados canutos. En estas condiciones se conserva una flora muy singular, perteneciente a la Era Terciaria, la Laurisilva. Se caracteriza por hojas lisas y brillantes, que aprovechan la humedad y escasa luz que dejan pasar los árboles que bordean los canutos. Así, entre el aroma del laurel, la belleza del ojaranzo en flor, elegantes durillos y acebos, se caminará por esta especie de selva, en compañía de los sonidos del mirlo acuático, el hábil martín pescador y las currucas o pinzones, que se esconden entre los helechos.
  • Los suelos de arenisca, que han favorecido el denso alcornocal, también albergan quejigos y roble andaluz en las zonas más húmedas. En estos bosquetes cazan las águilas calzadas, culebreras y ratoneras, además de azores, gavilanes y cárabos. En las alturas, asoman las rocas y sobre el suelo pobre aparece la herriza, denso matorral achaparrado de distintas especies adaptadas a suelos ricos en metales como el aluminio, entre las que abundan, por ejemplo, las aromáticas. En este espacio habitan la cabra montés y numerosas aves rapaces, destacando el buitre leonado, alimoche, águila perdicera, búho real y halcón peregrino.
  • En las zonas bajas y arcillosas aparece el acebuchal aclarado desde tiempos inmemoriales para dejar paso al pasto que alimentará el ganado típico de la zona, la vaca retinta. En las laderas, aparece el matorral mediterráneo, con jaras, brezos, cantuesos, torviscos y majuelos. Por ellos discurre el corzo morisco, autóctono y emblema de caza mayor, además del gamo, ciervo y carnívoros como ginetas, tejones y sobre todo meloncillos, con la mayor población de la península.
  • En un parque tan completo y diverso, caben otras actividades, que van del montañismo en el pico del Aljibe o el Picacho; la espeleología en el enclave Ramblazo-Motillas, o el descenso de cañones en La Garganta de Buitreras, una de las pocas áreas preparadas para esta práctica de riesgo y que por su singularidad ha sido declarada monumento natural. Para los más tradicionales se recomiendan las rutas a caballo, como las establecidas en La Almoraima.
  • Conviene completar la visita al parque natural con un paseo por los pueblos que lo conforman: Jimena de la Frontera, Alcalá de los Gazules o Castellar de la Frontera son algunas de las posibilidades. Su rico patrimonio cultural y gastronómico se convierten en otros dos reclamos más del espacio.